THE MONUMENT VALLEY, ARIZONA, USA

THE MONUMENT VALLEY, ARIZONA, USA
La magnificencia del paisaje en The Monument Valley, la belleza del entorno, las reminiscencias de un pasado de tantos y tantos viajeros que cruzaron el Far West, protagonizando aventuras míticas entre las tribus indias y buscando un futuro mejor...Y al igual que esa ruta invita a seguir hasta más allá del horizonte, hasta el infinito, el Monument Valley, suscitando mil experiencias viajeras y recuerdos, se convierte en el icono de este blog que pretende rememorar las emociones y experiencias del conocimiento de nuevas tierras, nuevas culturas y nuevas gentes. Sin descartar que invada la nostalgia evocando vivencias personales de épocas ya pasadas pero nunca olvidadas.

martes, 2 de octubre de 2018

Periplo estival 2018.- Del Mediterráneo al Estrecho de Malaca.-VIVENCIAS EN MALASIA Y SINGAPUR (14-1))

XIV.- SINGAPUR, LLEGADA Y PRIMERAS IMPRESIONES (14-1)
Singapur, oficialmente República de Singapur (en inglés: Republic of Singapore; en chino: 新加坡共和国 [Xīnjīapō Gònghéguó]; en malayo: Republik Singapura; y en tamil: சிங்கப்பூர் குடியரசு [Sikappūr Kuiyarasu]), es un país soberano insular de Asia, formado por sesenta y tres islas, cuya forma de gobierno es la república parlamentaria
Su territorio se divide en cinco consejos de desarrollo comunitario. Su capital es la ciudad de Singapur, por lo que Singapur se considera una ciudad-estado. Está situado al sur del Estado de Johor en la península de Malasia y al norte de las islas Riau de Indonesia, separada de estas por el estrecho de Singapur. Con 697 km²,es el país más pequeño del Sudeste Asiático. Su territorio ha crecido constantemente con tierras ganadas al mar
Desde el siglo II d. C., cuando se establecieron allí los primeros humanos, la isla de Singapur ha formado parte de varios imperios regionales. El moderno Singapur fue fundado en 1819 por el británico Thomas Stamford Raffles como puesto comercial de la Compañía Británica de las Indias Orientales con el permiso del Sultanato de Johor. El Reino Unido obtuvo la soberanía sobre la isla en 1824 y ésta pasó a ser una de las Colonias del Estrecho británicas en 1826. Ocupada por los japoneses durante la Segunda Guerra Mundial, Singapur declaró su independencia del Reino Unido en 1963 como parte de Malasia, de la que se separó dos años después. Desde entonces la ciudad-estado ha prosperado rápidamente y se ha ganado la distinción de ser uno de los «cuatro tigres asiáticos». 
Singapur es una de las principales ciudades globales y uno de los centros
neurálgicos del comercio mundial, contando con el tercer mayor centro financiero y el segundo puerto que más mercancías mueve. Su economía globalizada y diversificada depende especialmente del comercio y del sector manufacturero. En términos de paridad de poder adquisitivo, Singapur es el tercer país con mayor renta per cápita del mundo, además de figurar entre los primeros países en las listas internacionales de educación, sanidad, transparencia política y competitividad económica. 
Políticamente, Singapur es una república parlamentaria multipartidista con un gobierno parlamentario unicameral inspirado en el sistema Westminster británico. La población, unos cinco millones de habitantes, es muy diversa: alrededor de dos millones son de origen extranjero y entre los nativos, el 75 por ciento son chinos y el resto minorías de malayos, indios o euroasiáticos. Esta diversidad tiene su reflejo en los cuatro idiomas oficiales del país, que son el inglés, el chino, el malayo y el tamil, así como en las políticas gubernamentales que promueven el multiculturalismo
El nombre español de «Singapur» deriva de la palabra en idioma malayo Singapura (en sánscrito: Sihapūra, literalmente ciudad de los leones, siendo siha: león y pūra: ciudad), heredando la referencia a la ciudad a nivel nacional como Ciudad León. 
Historia
La isla, anteriormente llamada Temasek, fue bautizada Singapur en el siglo XIV por el príncipe Paramésuara. Este territorio adquirió considerable importancia en el siglo XIV, pero fue arrasado por los javaneses y quedó desierto hasta el año 1819, cuando el británico Stamford Raffles fundó un asentamiento en el sitio donde actualmente se encuentra la moderna ciudad. 
El sultán de Johor y Temenggong arrendó este territorio a la Compañía Británica de las Indias Orientales. A través de un tratado, la isla se cedió definitivamente a la compañía en 1824 a cambio de una renta vitalicia al sultán de Johor. 
En el año 1826, Singapur se unió a Penang y Malaca, quedando su control en manos de un Gobierno con presidencia india y residencia en Penang. En 1830, se reunieron bajo la presidencia de Bengala, trasladándose la residencia a Singapur. El 1 de abril de 1867, la autoridad de estos tres asentamientos pasó del Gobierno indio al ministro inglés de colonias. 
Singapur se constituyó como colonia separada en el año 1912, siendo utilizada como base naval hasta la ocupación japonesa. 
Geografía
Singapur se sitúa entre Malasia, con la que limita al norte, e Indonesia al sur. Está formado por 64 islas incluyendo la isla principal conocida como la isla de Singapur o Pulau Ujong
Clima
Singapur tiene un clima ecuatorial sin estaciones distinguibles, con las temperaturas y la presión uniformes, humedad alta y lluvias abundantes. Las temperaturas suelen variar entre 23 y 32 °C. La humedad relativa promedio es de alrededor del 79 % en la mañana y 73 % por la tarde. Los meses de abril y mayo son los meses más calurosos, con la temporada más húmeda de noviembre a enero.  
Economía 
Singapur posee una economía de mercado libre, próspera, caracterizada por un entorno abierto. Tiene precios estables y uno de los PIB per cápita más altos del mundo. Junto con Hong Kong, Corea del Sur y Taiwán, se considera Singapur como uno de los “cuatro tigres asiáticos”. 
La economía depende principalmente de las exportaciones y el refinamiento de importaciones, particularmente las del sector electrónico e industrial. El sector manufacturero constituyó el 26 % del PIB del país en 2005 y se ha diversificado a los sectores
de la química, el refinamiento de petróleo, la ingeniería mecánica y las ciencias biomédicas, entre otros. Específicamente, la refinería petrolera más grande de Asia se encuentra en Singapur. 
Singapur cuenta con el puerto marítimo que maneja mayor volumen de carga anual, tanto en tonelaje como en número de contenedores del mundo. Asimismo, el país es un importante centro financiero internacional y cuenta con el cuarto mercado de divisas más grande del mundo, detrás de Nueva York, Londres y Tokio. Además, se considera la economía de Singapur como una de las economías más acogedoras del mundo, por lo cual se encuentran miles de extranjeros en el país trabajando en empresas multinacionales. 
Turismo
Singapur es un popular destino turístico, por lo cual el turismo es uno de los sectores económicos más grandes del país. Aproximadamente 7,8 millones de turistas visitaron el país en 2010 y esa cifra subió a 10,2 millones en 2012. 
Transporte
Dado que Singapur es una pequeña isla con una elevada densidad poblacional, el número de coches privados en la carretera está restringido con el fin de controlar la polución y la congestión. Los que compren un coche deben pagar tasas por un valor de una vez y media el valor de mercado del vehículo y una factura para adquirir el Certificado de Entitulamiento (COE) de Singapur, que permite que el vehículo transite durante una década. Por el coste de este certificado se podría adquirir un Porsche Boxster en los Estados Unidos. Los precios de los coches son en general significativamente superiores en Singapur a los de cualquier otro país de habla inglesa y por ello solo uno de cada diez residentes posee un coche.  
Muchos de los residentes de Singapur viajan a pie, en bicicletas, en bus, en taxis y en tren (transporte rápido en masa o Tren ligero). 
Los taxis son una forma popular de transporte público, ya que las tarifas son relativamente baratas en comparación con muchos otros países desarrollados.  
Singapur es un centro de conexiones aéreas para el sureste de Asia y sirve como parada técnica en la ruta Canguro entre Sídney y Londres. Hay ocho aeropuertos en el país y el Aeropuerto de Singapur Changi ostenta una red de ochenta aerolíneas que conectan Singapur a doscientas ciudades en 68 países. Ha sido designado como uno de los mejores aeropuertos internacionales por las revistas de viajes internacionales, incluyendo el galardón de mejor aeropuerto del mundo por primera vez en 2006 La aerolínea nacional es Singapore Airlines
Demografía
A mediados de 2015, la población estimada de Singapur era de 5 535 000 habitantes, de los cuales 3 375 000 (60,98%) eran ciudadanos, mientras que las restantes 2 160 000 (39,02%) eran residentes permanentes (527 700) o extranjeros/trabajadores extranjeros/dependientes (1 632 300). 
Lenguas
Singapur tiene cuatro idiomas oficiales: inglés, malayo, mandarín y tamil. El inglés es el idioma común y es el idioma de los negocios, el gobierno y el medio de instrucción en las escuelas. 
Los singapurenses son, en su mayoría, bilingües, con el inglés como lengua común y usualmente la lengua materna como segunda lengua enseñada en las escuelas, a fin de preservar la identidad y los valores étnicos de cada individuo. 
Religión
La religión más practicada es el budismo, seguido por 42 % de la población, en su mayoría los de origen chino, practicado en sus tres vertientes principales: Mahayana, Theravada y Vajrayana. Si bien el budismo Mahayana es mayoritario, también se han popularizado el Theravada, el budismo tibetano (o tántrico) y el Soka Gakkai japonés. La segunda religión más practicada en
Singapur es el Islam, practicado principalmente por la etnia malaya y que
representa el 14,9 %. Le sigue numéricamente el cristianismo con todas sus ramas (católicos, protestantes y ortodoxos) seguida por el 14,6 % de la población. El taoísmo es la cuarta religión mayor de Singapur. La religión en Singapur, al igual que en sus vecinos Malasia e Indonesia, está muy ligada a la identidad étnica. Así, la mayoría de chinos son budistas, la mayoría de malayos son musulmanes (de hecho, el porcentaje de malayos y de musulmanes es prácticamente idéntico) y la mayoría de indios son hindúes 
Salvo por lo anterior, en general Singapur es un país que, desde tiempo colonial, se ha caracterizado por la tolerancia religiosa. Las instituciones gubernamentales y educativas promueven la enseñanza de la tolerancia y convivencia entre las religiones, e incluso existen centros religiosos donde diferentes confesiones rezan unidas, como, por ejemplo, el Templo Loyang Tua Pek Kong conocido por ser un lugar de reunión de budistas, hindúes y musulmanes. 
Cultura de Singapur
La cultura de Singapur es una mezcla de elementos de las culturas china, británica, malaya e india; en una conjunción de elementos de una historia que se distingue por la inmigración. 
Gastronomía
La gastronomía de Singapur es un excelente ejemplo de la mezcla étnica y diversidad de culturas. Esta cocina tiene muchas influencias de la cocina malaya, China, India (en especial de la cocina tamil) y de formar parte de las cocinas del Sureste Asiático, posee influencias también de Occidente debido a la ocupación de las islas por los ingleses en el siglo XIX
(De Wikipedia y otras fuentes)


El vuelo desde el aeropuerto de Langkawi hasta el de Singapur demoró menos de una hora y media, y la aproximación al aeropuerto Changi permitió contemplar desde la ventanilla de la aeronave toda la singularidad de Singapur, integrada por muchas islas, y hasta vislumbrar la grandiosidad de la capital. 
El aeropuerto Changi de Singapur impresiona desde el primer momento por su magnificencia y perfecta organización.
Todo parece estar previsto, pues en el control de pasaportes, con múltiples cabinas de policía, el despacho se hacía con gran agilidad, incluyendo las huellas digitales (en esta ocasión los dedos pulgares, en vez de los dedos índices, como
se requería en Malasia), y los funcionarios eran simpáticos y amables, aunque preguntando siempre el propósito del viaje y los días previstos de estancia. 
La recogida de equipajes apenas si demoró, y, pese a los grandes volúmenes del edificio (adornado y revestido de jardines y fuentes y con suave ambientación musical), resultaba sencillo alcanzar el exterior, y hasta cambiar dinero (El dólar de Singapur SD se cotizaba a 1’54 €). 
Tomamos un taxi, que nos propuso el coste de 40 SD para dirigirnos a la ciudad, y en el trayecto pudimos ir comprobando la pulcritud de autovías,
carreteras, calles y la grandiosidad de los edificios. 
Llegamos al hotel Summer View, bastante bien situado, en el que el check-in no ofreció especiales dificultades. Eso sí, también hubo que pagar por adelantado la prevista estancia de tres días.
Las habitaciones eran pulcras y bien dotadas, aunque bastante más reducidas que las que habíamos ocupado en Malasia. Y el precio era proporcionalmente más caro, sin que se incluyera el desayuno.
Después de descansar algo en las habitaciones (habíamos madrugado en Langkawi), salimos a pasear un rato por las calles aledañas al hotel, y desde la calle Bencoolen seguimos la Middle St, que nos condujo (entre magníficos hoteles y centros comerciales) a la zona Suntec, en la que nos impresionaron la


Suntec Tower, el Suntec Singapore International Convention&Exhibition Centre. Y una vez allí nos decidimos a llegar a la zona de Marina Bay, casi debajo del impresionante hotel Bayfront, que tiene en lo alto de sus muchas plantas una especie de barco, en cuya terraza hay un bar/pub cocktail con vistas inigualables. 
Pese a que ya habíamos caminado bastante, como estábamos muy cerca de los Gardens by the Bay, nos aventuramos a visitarlos y al anochecer pudimos disfrutar del espectáculo de luces y músicas que allí se ofrece cada hora, y que resultó francamente grandioso, con la visión de los cambios de luces y colores en los árboles y figuras al ritmo de las melodías, principalmente valses.


Se había congregado una multitud considerable para presenciar el espectáculo, y comprobamos que había mucha aglomeración en las paradas de taxis, pero nos admiró la organización existente para que se fuera evacuando al personal, aprovechando además al máximo la capacidad de cada taxi, de manera que no se desperdiciaba plazas vacías. 
Llegamos a nuestro hotel y aún nos acercamos a la cercana calle peatonal, en la que comimos algo a modo de cena, antes de recogernos en nuestras habitaciones. 
Las primeras visiones de Singapur nos habían seducido e impresionado.
SALVADOR DE PEDRO BUENDÍA